PRESENTACIÓN

 

Aseverar que la nada es útil para algo parece un contrasentido, sin embargo existe y en consecuencia tiene razón de ser.

En esta página se plantea que los tres estados de la materia, así como el funcionamiento físico-químico y la vida, se derivan de la interacción de la nada o vacío absoluto con la materia; y que su ausencia genera el cuarto estado que a su vez constituye la fuente energética que soporta la gravitación universal.

I

LA NADA

(Hipótesis)

 

La nada es la ausencia de todo, es el vacío absoluto, y como el concepto “vacío” presupone un continente o espacio definido, la nada puede catalogarse como un espacio vacío; y cuando éste contiene el universo puede asegurarse que el espacio es la nada.

EL UNIVERSO

 

Se ha teorizado mucho acerca de los límites del universo, su forma y relación con el tiempo.

Si se considera que el universo es lo material, necesariamente es limitado y se desarrolla dentro de la nada como espacio vacío, por una parte, y por otra, que la nada también es finita porque termina al encontrar materia; pero su conjunción (materia + nada) es infinita porque donde termina una comienza otra y ambas conforman el conjunto universal. En tal virtud, y aunque parezca paradójico, la nada es una realidad absoluta y por ende elemento integral del universo.

El universo material del cual se trata en estas páginas es el inmenso conjunto astral que se percibe desde la Tierra, no es el único existente, sin duda hay sin número de ellos, pero entre otras causas, la distancia a que se hallan impide observarlos[1]. Además hay que considerar que la materia ocupa una porción insignificante del espacio.

EL ESPACIO

 

Si la NADA no fuera real y absoluta, el espacio estaría conformado por un elemento compacto e ilimitado que en conjunción con la materia negarían su existencia.

Ese hipotético elemento, el “éter[2]”, además de inconmensurable tendría que ser absolutamente penetrable, inerte y elástico para no interferir en la actividad de la materia porque los astros, átomos y moléculas operan a distancias que hacen factible su función, y si todos esos vacíos los llenara, se formaría un inamovible bloque compacto de materia. En cambio, si en lugar de “éter” hay NADA, desaparece todo efecto contraproducente para el funcionamiento atómico y astral.

Ante estas consideraciones, a continuación se plantea que la NADA es un elemento indispensable en la naturaleza, y por tanto, además de sus características físico-químicas tiene cualidades inherentes.

LAS CARACTERÍSTICAS DE LA NADA

 

La “nada” como elemento de la naturaleza posee características que la identifican:

Símbolo: El símbolo químico adecuado es el CERO (0), pero, para diferenciarlo del número cero (0), y del símbolo del Oxigeno (O), se va a utilizar el signo Ø, o círculo atravesado por una línea diagonal.

 

Las características físicas

 

Todas las características son de valor absoluto.

- Estado natural sui géneris

- Incolora.

- Inodora.

- Translúcida.

- Permeable.

- No tiene masa por lo cual no tiene forma propia ni peso, tampoco es compresible ni dilatable.

- Es independiente de la gravitación.

- Cantidad y volumen indeterminados.

- Llena los espacios que deja la materia.

- No conduce la energía.

- Permite el paso de la gravitación y el magnetismo.

 

Las características químicas

 

- No reacciona con ningún elemento.

- Es catalizadora según sea mayor o menor su presencia en la reacción de los elementos químicos.

- Está presente en todos los elementos químicos, en grado inversamente proporcional a sus densidades.

- Facilita los funcionamientos cosmológico, atómico y biológico.

 

Las cualidades de la nada

 

- Es el lubricante universal por excelencia, no se adhiere ni aglutina, y permite la movilidad en todo sentido, dirección y velocidad.

- Es infinita si no existiera materia. Este es el concepto básico de la creación: “En un principio no había nada” lo cual es una contradicción porque había NADA. Por esto puede ser infinita en su extensión antes y después de la existencia de la materia, pero no en su permanencia porque la materia la limita.

Surgen innumerables interrogantes, hipótesis y conjeturas al respecto, pero se omiten por no ser del tema físico-químico del elemento NADA Ø[3].

 

La calidad de la nada

 

Absoluta. No es materia.

II

LA FUNCIÓN DE LA NADA EN LA MATERIA

(Tesis)

 

La conjunción de la Ø y la materia es el universo por lo tanto el funcionamiento cosmológico requiere la interrelación armónica entre ambas partes.

Estos dos elementos tienen las siguientes conformaciones:

LA CONFORMACIÓN DE LA NADA

 

La nada es el vacío absoluto.

LA CONFORMACIÓN DE LA MATERIA

 

Está comprobado que la asociación de minúsculas partículas de materia conforma los elementos químicos y sus compuestos, son “partículas elementales” que en estas páginas se van a denominar CORPÚSCULOS[4] e identificar con el símbolo (Q) con la finalidad de diferenciarlas del término “partícula” que es muy amplio en su contexto.

En el mundo del átomo está la iniciación del complejo universo material, y se fundamenta en corpúsculos que cumplen funciones específicas. Cada uno de ellos está dotado de dos tendencias inamovibles, propias e independientes entre sí y que constituyen el soporte se su actividad: una hala hacia dentro y le sirve para adherirse al cosmos, y la otra es la reacción para mantener su integridad y regular su independencia; la sumatoria de la primera con la materia circundante mantiene la integridad conjunta; y entre ambas conforman el equilibrio del ambiente en el cual estén inmersos.

Para la eficacia del funcionamiento de estas tendencias se requiere que el corpúsculo se mueva en un medio que le permita operar libremente, ese medio es el vacío absoluto, es decir la Ø, que no lo obstaculiza y es ajena a toda manifestación energética.

Según esto, y siendo el espacio interestelar la Ø no se podrían percibir los astros, por lo cual se requiere que su existencia se descubra a través de otro medio, un gas por ejemplo, o el “éter” elemento teórico que no ha sido identificado, de donde lo más factible es que el espacio esté lleno de corpúsculos[5] independientes y no de átomos ni moléculas, los cuales no se excluyen en ese ambiente como tampoco otras partículas de materia.

En consecuencia, el funcionamiento de la naturaleza requiere diversos corpúsculos que se pueden agrupar en dos categorías:

1. Los corpúsculos habilitados para formar elementos químicos y que en adelante se denominarán: Corpúsculos Formadores de Materia y se identificarán con la sigla Qm.; y

2. Los Corpúsculos Independientes identificados como Qo.

Los Corpúsculos Formadores de Materia Qm

 

Pertenecen a esta categoría los corpúsculos permanentes del átomo: neutrones, protones, electrones, etc[6].

La diversidad y analogías de elementos químicos existente hace suponer que haya variedad de clases y cualidades de los Qm para evitar que la materia tienda a ser un solo elemento químico universal. Pero en el caso de que los electrones y protones tengan pocas clases o sean de una sola, el Qm encargado de la diversificación será el neutrón, de donde habrá tantas clases de éste cuantos elemento químicos estables existan y los protones, electrones y demás serán sus auxiliares.

1. Siendo el NEUTRÓN el corpúsculo identificador del elemento químico se presentan las siguientes relaciones:

1.1. En relación a otros neutrones.- Los hay independientes y asociativos. Los primeros forman átomos de un solo neutrón y los segundos de dos o más dependiendo de sus compatibilidades. En este último caso la unión es permanente y guardan una distancia muy estrecha: el mínimo de Ø entre ellos.

1.2. En relación a los protones.- El neutrón se asocia definitivamente con los protones que le sean compatibles; se requieren dos o más protones para conformar el núcleo del átomo; y guarda entre sí una distancia muy estrecha: el mínimo de Ø.

1.3. En relación a los electrones.- El neutrón se asocia definitivamente con los electrones que le sean compatibles y los mantienen a distancias diferenciales para dotarlos de mayor movilidad e impedir que se adhieran a los protones: mayor contenido de Ø.

2. El PROTÓN es el corpúsculo que soporta electro-magnéticamente al núcleo del átomo.

2.1. En relación a los neutrones.- El protón se asocia definitivamente con los neutrones que le sean compatibles: mínimo de Ø.

2.2. En relación a los otros protones.- Estos corpúsculos, debido a la repulsión de su polaridad se distribuyen armónicamente en torno al neutrón o neutrones del núcleo, y guardan entre sí la mayor distancia posible: mayor contenido de Ø.

2.3. En relación a los electrones.- De conformidad con su polaridad los protones atraen a los electrones pero la repulsión diferencial del neutrón, y la atracción de los protones de otros átomos no les permite hacer contacto: hay mayor cantidad de Ø.

3. El ELECTRÓN es el corpúsculo encargado de establecer los enlaces de las moléculas que forman los átomos, y de éstas entre sí.

3.1. En relación con los neutrotes.- El electrón se asocia de manera definitiva con los que le son compatibles, pero están a diferentes distancias: alto contenido de Ø.

3.2. En relación a los protones.- El electrón, como se manifestó anteriormente es atraído pero la repulsión diferencial del neutrón y la atracción de protones ajenos al átomos les impide el contacto y hay mayor cantidad de Ø.

3.3. En relación a los demás electrones del átomo.- De conformidad con sus polaridades se repelen, por lo cual se distribuyen armónicamente en torno al núcleo, guardando entre sí la mayor distancia posible: hay mayor cantidad de Ø.

3.4. En relación a los demás electrones de la molécula.- De conformidad con sus polaridad se repelen, por lo cual se distribuyen armónicamente en torno a los núcleos de los átomos que conforman la molécula, guardando entre sí la mayor distancia que les sea posible: hay mayor cantidad de Ø.

Es oportuno establecer que pueden existir otros Qm, y que eventualmente pueden confundirse con los Qo que se hospeden transitoriamente dentro del átomo.

En este orden, cada clase de Qm con sus diversas asociaciones compone átomos de elementos químicos estables. Además, define un potencial que garantiza su identidad y radio de acción para que su comportamiento sea específico frente a las condiciones ambientales.

En consecuencia, todo Qm es poseedor de características selectivas, afinidades para definir su status y mantener la estabilidad del elemento que conforme, de no ser así, la presencia de dos átomos alteraría su mutua existencia para destruirse o formar un tercero, y así sucesivamente. Este es un concepto fundamental en la naturaleza como se verá posteriormente.

Los Corpúsculos Independientes Qo

 

La humanidad tardará mucho en identificar y analizar la inmensa variedad de corpúsculos existentes, especialmente de los Qo; pero por homología con los Qm, debe haber diferentes tipos y cualidades que los habilite para cumplir funciones específicas.

La característica fundamental de los Qo es que no conforman elementos químicos ni grupos o asociaciones de ninguna índole, y únicamente ingresan a los átomos para cumplir misiones específicas. Esto los habilita para que se distribuyan por todas partes, tanto en el interior del átomo y en general de la materia como en el espacio, pero siempre dentro del campo gravitacional del conjunto astral al cual pertenecen; por decirlo así, conforman una nube dentro de la cual se aloja el conjunto de galaxias, el conjunto astral. Bajo esta consideración es de suponer que hay más Qo que Qm, y que fuera de esta nube los astros no sean perceptibles por no haber Qo para establecer el nexo[7].

La energía corpuscular

 

En la naturaleza sólo hay una energía[8]: la gravitacional.

Esta única energía es la sumatoria de la atracción inherente de los corpúsculos Qm y Qo, y siendo un atributo, de hecho no es materia. Sin embargo, así como la materia es indestructible también lo es su energía inherente: la gravedad; porque la naturaleza en ninguna circunstancia hace o permite que se haga algo que vaya en detrimento de su existencia.

Por otra parte, como se manifestó anteriormente, en la naturaleza hay dos tendencias comportamentales, la que hala hacia adentro o gravedad y la que responde a los estímulos recibidos. No son fuerzas antagónicas, es la conjunción causa-efecto que dinamiza la materia.

La energía gravitacional tiene un alcance o radio de acción isótropo cuyo núcleo es el corpúsculo; la primera manifestación de su presencia es la mutua atracción con los corpúsculos circundantes, lo cual causa reacciones que diversifican su presentación como energías cinética, lumínica, calorífica y hasta su fuerza opuesta, la repulsiva.

LA CARACTERIZACIÓN DEL LOS CORPÚSCULOS

 

La comparación de las dos categorías de Q implica tener en cuenta los siguientes parámetros: Primero, en cuanto a sus características físicas, y segundo, en cuanto a su relación con el entorno.

Las características físicas

 

1. El estado físico.- El estado material de todos los corpúsculos Qm y Qo es isótropo, sólido, compacto, irrompible e inmodificable en su contexto, no importa el estado de la materia que estén componiendo o interactuando ni las condiciones extremas a que estén sometidos

2. El tamaño, la forma y la contextura.- Antes de que sea posible desarrollar instrumentos de detección y medición capaces de observar, medir y pesar los Q, y en especial los Qo sólo se puede hacer conjeturas sobre su tamaño, forma y contextura.

2.1. El tamaño de los Qm ya ha sido observado, y quizá también de algunos Qo[9]. De todas maneras, para transitar dentro de las distancias intercorpusculares del átomo la mayoría deben ser mucho más pequeños que los Qm, pero en su gran variedad los habrá de diferentes tamaños[10].

2.2. La forma.- Siendo los corpúsculos sólidos, compactos e indestructibles, su forma no puede salirse de los sólidos geométricos más elementales: algunos con formas rígidas y otros variables en función específica que deban cumplir.

a.  Esféricos.- Forma que proporciona absoluto equilibrio en su contexto.

b. Ovoides.- Se asemejan a los esféricos y tienen una orientación insinuada de movilidad que se asemeja a la gota.

c. Cilíndricos alongados o filamentos.- En este caso su orientación es obvia. Es una forma que facilita la conducción de energía en el espacio.

d. Lámina.- Pueden tener diferentes formas que se asemejen a figuras geométricas planas: y en el caso de los rectángulos o similares forman la figura de cintas[11].

e. Disco.- Esta forma les da gran fluidez en los ambientes con cercanía a otros corpúsculos y su rotación les impide desviaciones de su trayectoria.

f. Anillo.- Poco probable que exista. En tal caso, permitirían el paso de otros Qo más pequeños por su centro.

g. Poliedro.- Cualquier sólido regular, del tetraedro en adelante, tienden a formarse y comportarse como una esfera. Además, algunos de ellos al juntarse encajan perfectamente en especial el dodecaedro. No es posible visualizar un Q en reposo, las múltiples fuerzas del ambiente lo mantienen en movimiento, rotación[12] especialmente, por lo cual siempre se verá como esfera, cilindro o disco.

3. La contextura.- Todos los Q tiene contexturas de carácter absoluto.

3.1. Compacta e indivisible.- Todos los Q son una unidad absoluta de materia.

3.2. Indestructible.- Requisito indispensable para que la naturaleza persista, de los contrario los Q no serían unidad de materia o pasarían a ser Ø lo cual es contradictorio porque lo son.

3.3. Inmutable.- Los Q no se vuelven energía, ésta les es inherente. Tampoco cambian su composición ni clase.

3.4. Modificable.- Quizá algunos puedan modificar su forma, pero ninguno su esencia.

4. El peso específico.- El peso específico de todo corpúsculo es el determinante que define la posición ante la acción de la gravedad.

Este peso, en cada tipo y variedad de corpúsculo formador de materia Qm es diferente pero no es mesurable independientemente porque siempre están asociados, por tanto, solo tiene importancia el peso del átomo y su asociación como molécula del elemento químico que forman o de sus compuestos. En estos casos la posición que ocupen con relación al centro del astro va en función de la densidad[13] de la molécula y estado en que se encuentre.

Se asume que la variedad de Qo también diversifique sus pesos específicos, y con esta base formen estratos al rededor de los astros. Los más pesados contribuyen en las funciones de la atmósfera y penetran la superficie de la corteza del astro. Los más livianos suben a formar los estratos mas altos cooperándole a los gases en la formación de filtros de entrada y salida de energía, y se manifiestan como sectores radioactivos, bandas luminosas[14], etc. y los ultralivianos se disipan en el espacio para conformar una especie de telaraña multidimensional que enlaza el sistema sideral.

El peso específico de los Qo es inferior al de los Qm y no compiten entre sí. Mientras estos forman átomos y moléculas, aquellos, que son independientes, circulan en toda dirección dentro y fuera de la materia.

5. La densidad.- La densidad de los Qm se da en el elemento que conforman, y la de los Qo no es mesurable porque no se agrupan; Pero en el espacio se puede decir que es relativa a la distancia del astro más cercano, porque al acercársele forman zonas de choque con los corpúsculos salientes del astro lo cual necesariamente hace más denso el conjunto[15], se forman estratos[16], filtro y escudos que impiden el ingreso de algunas ondas, y otros, al contactar la atmósfera, rebotan, se reflejan, en el choque con los gases que la componen.

6. La temperatura específica.- Los corpúsculos formadores de materia Qm al formar átomos y compuestos adquieren la temperatura específica resultante de la actividad intraatómica en el caso de los elementos químicos e intramolecular en el caso de los compuestos. En cambio los Qo no tienen temperatura propia sino que es una de sus funciones, adquirir y transferir de inmediato el calor; cualidad que faculta su integración a cualquier medio.

La relación con el entorno

 

1. El alcance o radio de acción.- El alcance de los Q es el fundamento del funcionamiento del cosmos; y consiste la distancia o porción de Ø hasta la cual está capacitado para ejercer su influencia.

Cada variedad de Q, en condiciones normales, tiene su radio de acción específico y es adaptable a las variaciones del ambiente.

En el caso de los corpúsculos formadores de elementos químicos (Qm) su alcance es muy pequeño, excede muy poco el tamaño del átomo que conforma. En cambio, los corpúsculos independientes (Qo) tiene un radio de acción indeterminado y muy amplio, esto les permite que se distancien de la gravedad de los astros sin perder sus vínculos; en el espacio puede ser de varios kilómetros.

2. La afinidad.- Las características inherentes de los corpúsculo Qm ó Qo, les determina un grado de afinidad que regula su asociación.

En los corpúsculos formadores de materia (Qm), es la facultad que permite la variedad de los elementos químicos estables, facilita la formación de compuestos y su descomposición cuando sea el caso, pero nunca la desintegración espontánea del elemento químico propiamente dicho.

La afinidad en los corpúsculos independientes (Qo), no es determinante sino circunstancial, de tal manera que se asocian o disgregan para llevar a cabo una tarea, por ejemplo conducir la luz, pero nunca para formar un átomo ni un compuesto. Además, se asocian transitoriamente con los átomos para llevar a cabo una acción: refracción de la luz, conducción de electricidad, etc.[17].

Una de las características de la afinidad es la polaridad. En principio, solo se habla de la magnética negativa (-) y positiva (+), pero debe haber múltiples fuerzas aún desconocidas que ejerzan acciones atractivas y repulsivas que sean radiales o periféricas y no únicamente lineales como lo es ésta.

2.1. La polaridad de los Qm.- La polaridad de los corpúsculos formadores de materia Qm ha sido una variable indispensable en su estudio y aplicación.

Las fuerzas conocidas establecen una polaridad característica que se acostumbra denominar negativa (-) o positiva (+) que va de cero a menos X por un lado y de cero a más X por otro.

-X ← 0 → +X

Un corpúsculo, electrón por ejemplo, que esté en el extremo –X será atraído por otro que esté cerca a cero, y con mayor vigor si está ubicado al lado +X (protón) en cuyo extremo se presenta la mayor fortaleza. Pero si integran el átomo varios corpúsculos de ambas polaridades y ubicados en diferentes posiciones, se establecen una escala valores y alturas[18] que definen su estructura e involucran la Ø necesaria para favorecer su operación. Esto se revierte sobre el elemento químico resultante que según la ubicación en el eje (– X a + X), reacciona con mayor o menor vigor y forma compuestos de diferente grado de estabilidad.

2.2. La polaridad de los Qo.- Los corpúsculos independientes Qo no tiene polaridad propia, por lo cual no se agrupa ni pierden su movilidad en la Ø y por ende cumplen a cabalidad su papel de enlace ínter material[19].

Su dependencia es operacional, interactúa con todas las fuerzas existentes y no genera polaridad magnética propia. Pero posee la misma energía inherente de los Qm, la gravitacional, sólo que con mayor alcance.

Bajo este principio de polaridad circunstancial de los Qo, el Qm lo atrae como si fuese de polaridad opuesta, al llegar a la distancia crítica de acercamiento, el Qo adquiere la polaridad del Qm y es repelido, pero vuelve a repetirse el proceso cuando se distancia nuevamente, en ese ir y venir, el Qo no se adhiere al Qm, solo transfiere la carga energética que porta o continúa su curso dentro de la materia a través de los caminos de Ø que encuentra dentro de ella, se refracta por ejemplo. Pero si la inercia que trae no es suficiente para penetrar, toma otro curso, se refleja con su carga inicial modificada; por ejemplo: con otro color en el caso de la luz.

3. La cohesión.- La cohesión de los Q es el fundamento de la estabilidad del cosmos. Cada variedad de éstos, tiene sus determinantes específicos de cohesión y adecuación al medio, pero entre los Qm y los Qo la diferencia es sustancial

3.1. La cohesión de los corpúsculos formadores de materia (Qm).- Esta facultad se caracteriza por su fortaleza e inalterabilidad, requisitos indispensables para la estabilidad de los elementos químicos que forman, y para el aglutinamiento de la masa material compacta o fluida e incluso en la formación de nubes de los gases.

Ningún Qm, (neutrón, protón electrón, etc.), puede estar independiente.

3.2. La cohesión de los corpúsculos independientes (Qo).- Esta cohesión corresponde al último estímulo recibido, lo cual garantiza su función de enlace. Cuando un Qo recibe un estímulo, se dispara a llevar esa carga energética, y al penetrar la materia puede permanecer dentro de ella hasta cuando sea expelido a cumplir una misión. Si no tiene misión que cumplir, flota equilibradamente en el espacio formando un conjunto de máximas distancias intercorpusculares posibles con los átomos, moléculas o Qo que haya en el ambiente.

Cuando los Qo reciben simultáneamente varias influencias, se distribuyen comportándose como un gas más denso en las cercanías de las porciones de materia pero manteniendo siempre el contacto de sus radios de acción en todo el conjunto. Esta cualidad de los Qo evita que se aglutinen en el espacio, y por el contrario se dispersen hasta sus distancias máximas, formando un ir y venir, una alternación de polaridad que los mantiene en contacto para garantizar la intercomunicación galáctica.

4. La autoprotección.- Esta facultad de los Q es una especie de coraza protectora, indispensable, conformada por un halo de Ø que les mantiene su integridad para preservar su materia. La coraza es inherente, absoluta y preventiva.

4.1. Inherente porque es un atributo de preservación.

4.2. Absoluta porque impide el contacto entre los corpúsculos para evitar su fusión, no importa la magnitud de la presión a que estén sometidos.

4.3. Preventiva, porque cuando los corpúsculos en movimiento llegan a esa zona, su fricción sube la temperatura y la Ø o distancia ínter corpuscular aumenta. En esta apreciación, aparentemente hay una contradicción: si la coraza es Ø no hay contacto entre los Q y por lo tanto no hay fricción, pero como la coraza es inherente al Q, al llegar a esa infinitésima cubierta, éste reacciona produciendo el efecto mencionado.

LA INTERACCIÓN DE LA NADA CON LA MATERIA

 

La materia y la nada son dos posiciones filosóficas antagónicas, y aunque parezca un exabrupto que la nada cumpla una función físico-química, en efecto, la cumple, y es indispensable para el funcionamiento del cosmos, por lo cual resultan ser complementarias.

El análisis del comportamiento de los corpúsculos conduce a la demostración de lo necesaria que es la Ø para su funcionamiento.

En el movimiento de los corpúsculos

 

Los corpúsculos puede ejecutar tres tipos de movimiento: traslación, vibración y rotación; el primero es causado por las gravedades propia o ajena y los dos restantes por otros estímulos recibidos.

1. El movimiento de traslación.- Este movimiento implica una trayectoria rectilínea o curva, especialmente orbital. También puede ser un ir y venir, oscilación que al graficarla en función del tiempo genera una onda

La Ø no altera la inercia del móvil en su trayecto.

La trayectoria rectilínea independiente es privativa de los Qo.

Los Qm solo describen órbitas en el conjunto atómico que entren a formar, y se desplazan en conjunto

2. El movimiento de vibración.- Se entiende como la doble oscilación corpuscular sin desplazamiento alguno

El halo de Ø que rodee el Q facilita este movimiento.

El corpúsculo, no puede ejecutar simultáneamente vibraciones diferentes. Los estímulos con orientaciones diferentes causan en el corpúsculo una sola vibración con la orientación vectorial resultante de las fuerzas encontradas. Esto le sucede únicamente a los Q por ser unidades indivisibles, porque una partícula de materia tolera diferentes vibraciones hasta el límite de su fractura.

La vibración del corpúsculo no impide su traslación rectilínea pero altera la curva cuando lleva diferentes direcciones.

En el caso de los Qm, la vibración que los afecte produce una turbulencia que de hecho altera la temperatura del átomo, y para estabilizarse amplia las distancias interatómicas e intermoleculares, involucrando mayor cantidad de Ø en el conjunto.

3. El movimiento de rotación[20].- Este movimiento genera un eje con campos electromagnéticos de polaridad diferente[21] en sus extremos. Variable energética que produce una compleja relación de enlace intercorpuscular en la cual es determinante la cantidad de corpúsculos (Q) que participen, su posición relativa y el sentido del giro.

3.1. Encuentro de dos corpúsculos que rotan en el mismo sentido. (Figura 1).- En este caso coinciden las polaridad y se presenta igual rechazo en ambos extremos de sus ejes, pero sus gravedades los mantiene unidos y ninguno puede involucrar una rotación diferente para invertir la polaridad. Como resultado aumentan su distancia hasta equilibrar las fuerzas encontradas: involucran Ø de intermedio.

 

Figura 1. ROTACIÓN UNIFORME

 

 

3.2. Encuentro de dos corpúsculos que rotan en sentido contrario.- Al unirse dos corpúsculos por los extremos de sus ejes de polaridad diferente, (Figura 2), permanecen en esa posición[22] cuando la exigencia del ambiente es extrema[23], de lo contrario sus gravedades hacen caer sus cuerpos poniendo al alcance los otros extremos de sus ejes en la posición que se observa en la (Figura 3); en tal forma que las polaridades y gravedades coinciden en la dirección de acercamiento. Razón por la cual tienden a acoplarse a manera de ruedas dentadas cumpliendo todas las variables mecánicas por tamaños y velocidades; finalmente, al equilibrar su acople, se juntan y armonizan sus rotaciones. La Ø está presente durante el proceso de ajuste de las velocidades y desaparece al lograr el equilibrio.

 

Figura 2 ROTACIÓN UNIFORME

Figura 3 ROTACIÓN DIFERIDA

 
 

3.3. Encuentro de tres corpúsculos que rotan en el mismo sentido. (Figura 4).- Se observa que coinciden sus polaridades y en consecuencia sus rechazos, y como sus respectivas gravedades los mantiene unidos, la única posición posible es formar un triángulo a distancias (Ø) respectivas a sus tamaños.

  Figura 4 ROTACIÓN UNIFORME
 
 

3.4. Encuentro de tres corpúsculos con rotación diferida (Figura 5).- Las polaridades del corpúsculo A atraen a las de B y C, y entre estos, su rechazo los ubica en posición antagónica en torno a A, es decir se rompe el triángulo del caso anterior y forma una línea de equilibrio. Las gravedades unen a B y C con A, y como sucede en caso del numeral 3.2 continúa el proceso de ajuste mecánico hasta armonizar sus rotaciones.

 

Figura 5 ROTACIÓN DIFERIDA

 
 

3.5. La rotación sobre ejes diferentes.- Los corpúsculos, independientemente, no toleran rotaciones simultáneas sobre dos o más ejes diferentes, pero cuando están sustentados entre sí como en los casos anteriores o sobre una base, puede rotar en conjunto o con la base sobre ejes diferentes al de sus rotaciones particulares, esto equivale a que orbiten entre sí o en relación a la base.

La rotación de cualquier conjunto de Q sobre diferentes ejes involucra mayor cantidad de Ø en la mayoría de los casos

a. Rotación sobre el eje X.- Los conjuntos de las Figuras 1, 3 y 5 no alteran su funcionamiento, y los de las Figuras 2 y 4 involucren Ø por el distanciamiento que les proporcione la centrífuga.

b. Rotación sobre el eje Y.- En el conjunto de la Figura 2 sólo altera el funcionamiento de los componentes si el eje Y coincide con sus ejes de rotación, de lo contrario no, y en los conjuntos de las Figuras 1, 3, 4, y 5, la centrífuga incrementa el componente Ø.

c. Rotación sobre el eje Z.- En este eje así como en cualquier otro eje diagonal que se tome, la centrífuga incrementa el componente Ø.

Al involucrar más corpúsculos se produce una lámina, figura bidimensional, con el calibre de los Q que la integren. Si esta figura rota sobre un eje del mismo plano, da la sensación de volumen. Estas consideraciones reclaman otra fuerza similar a la electromagnética de los ejes para que genere movimientos adicionales con la orientación que complete las tres dimensiones. Sin embargo la forma de lámina continúa siendo dominante y se refleja en la mecánica celeste.

La fuerza diferente que se plantea indagar, bien puede ser producida por los neutrones únicamente, y es la base para explicar su asociación en la conformación de átomos con dos o más de ellos, lo cual diversifica los movimientos orbitales especialmente cuando son de cuatro[24] en adelante.

Otra importante consideración es que la rotación contribuye a guardar la dirección del desplazamiento lineal y orbital cuando su eje le coincide[25], también es compatible con la vibración que lleve la misma dirección[26], y que cualquier alteración los interfiere mutuamente.

En la acumulación y transmisión de energía

 

Cuando un corpúsculo recibe un estímulo que le causa un movimiento cualquiera, equivale a decir que a su energía particular le adiciona la cinética recibida; es decir, queda cargado de energía externa, y como se mueve dentro de la Ø, la mantiene hasta encontrar otro al cual transferirla; transferencia que efectúa de inmediato sobre el primer corpúsculo que entre en su radio de acción.

Un ejemplo es la difusión de calor en la cual, los estímulos recibidos aceleran las rotaciones habituales de los corpúsculos y sus fricciones producen calor que guardan hasta cuando puedan transferirlo a otro elemento con menor temperatura.

En relación a los corpúsculos formadores de materia (Qm)

 

Independientemente de que los corpúsculos estén o no formando parte de un átomo, guardan distancias entre sí para no constituir un bloque compacto que volvería al planteamiento del “éter”, y si es dentro del átomo, para no compactarlo porque perderían su movilidad y con ella su operatividad[27]. Por lo cual, para que la labor de un Qm sea posible, requiere un ambiente particular, un contorno específico de Ø que les facilite su movilidad. Es un contorno motivo de estudio para definir, en condiciones normales[28], su elasticidad dentro de los parámetros, mínimo de protección de su integridad y máximo de permanencia como integrante del átomo. Es decir, determinar el coeficiente de dilatación del contorno de Ø de cada tipo de Qm.

El resultado necesariamente es una medida infinitesimal. Pero esta dimensión y la fortaleza que la soporta, le dan estabilidad al elemento químico o el compuesto, incluso en condiciones extremas de vacío e ingravidez[29].

Los halos de Ø de los Qm son diferentes e independientes a los de los átomos que conforman, de la misma manera lo son los de los átomos de las moléculas y los de las moléculas entre sí. Mientras que los primeros son internos del átomo, los segundos lo son de la molécula, en los terceros determinan la masa y estado de materia[30].

Estos halos se pueden experimentar y medir con los instrumentos actuales, incluso su comportamiento en ambiente de ingravidez en los viajes espaciales, especialmente si se lanza una sonda experimental programada para distanciarse de la fuente energética dominante, el Sol.

En relación a los corpúsculos independientes (Qo)

 

Aunque estos corpúsculos no forman átomos ni compuestos de ninguna clase, están inmersos en todos los estados de la materia como partículas extrañas sujetas transitoriamente a su fuerza. En tanto que en el espacio, se mantienen a grandes distancias ínter corpusculares dentro de la gravitación de los astros sin llegar a romper el nexo que tienen entre sí.

Como la función específica o razón de ser de estos corpúsculos, (no formadores de materia[31]), es la de establecer el enlace energético diferente al gravitación y magnético[32], la cumplen dentro y fuera de las porciones de materia sin importar la distancia a que se hallen.

 

La función de los Qo dentro de la materia

 

En el interior de la materia, los Qo coadyuvan a los Qm a cumplir lo que les compete en sentido de transferencia de energía, e incluso son sus portadores dentro de ella.

Los Qo son corpúsculos capacitados para entrar y salir del átomo sin alterar su composición química, facultad que habilita al elemento químico como conductor de energía, electricidad por ejemplo. Dicho de otra manera: son conductores de energía eléctrica[33], los elementos químicos que permite circular dentro de sus átomos y moléculas a los Qo que la porten.

No es casualidad el que algunos de los elementos más dúctiles y maleables como el oro, la plata, el aluminio y el cobre sean mejores conductores de la electricidad. Eso quiere decir que sus distancias íntercorpusculares e intermoleculares son mayores y por ende más permeables a los corpúsculos portadores[34]. En cambio otros elementos lo impiden o dificulta como el plomo que opone tanta resistencia que llega a fundirse antes que permitir libremente su paso.

La permeabilidad de estos Qo en la materia, permite aseguran sin temor a equivocación que el vacío absoluto dentro de un conjunto astral no es posible de lograr porque al extraer de un recipiente su contenido, los Qo continuan haciendo ósmosis a través de las distancias interatómicas e intermoleculares del recipiente haciendo posible que, por ejemplo, las ondas del espectro continúen funcionando dentro de él.

Otro ejemplo es el de la conducción de Rayos X a través de sólidos, en el caso el plomo y otros elementos ricos en Qm y de poca Ø intercorpuscular dificultan el paso de los Qo que los portan. Sinembargo hay una leve penetración, e incluso atraviesan láminas delgadas de esos materiales.

 

La función de los Qo fuera de la materia

 

Siendo las distancias intercorpusculares la Ø, permeable absoluta, y el Qo poseedor de fuerza gravitacional y con capacidad para ejecutar los movimientos citados anteriormente; al recibir un estímulo de inmediato lo interpreta y convierten en energía cinética que almacena en su totalidad, (inercia y vibración o rotación), hasta transferirla a otro corpúsculo. Se convierte así en un móvil conductor de las manifestaciones energéticas derivadas de la gravitacional, para lo cual recorre sin obstáculos, en la Ø, la distancia que sea necesaria[35].

Es una operación que se desarrolla a velocidades imponderables.

La operación más representativa es la difusión de la luz, (Figura 6), en la cual se cumplen los siguientes pasos:

1. La fuente luminosa expele el Qo A, que choca con el Qo B, le transfiere el impulso y rebota.

2. La fuente expele el Qo D, choca con el A que viene de regreso, le transfiere el impulso y rebota.

 

Figura 6. LA LUZ

 

 

La fuente continúa expeliendo Qo que transfieren la energía y rebotan, reciben otra carga y repiten la operación, es decir que cada Qo impulsado actúa como fuente para los siguientes. De esta manera se produce una oscilación lineal que en la Ø recorre aproximadamente 300.000 km/seg.

Todo Qo rebota sin carga energética, razón por la cual la luz no regresa cuando la fuente se apaga, pero el rayo luminoso continúa activando tantos Qo en la punta cuantos desactiva en la cola. Al analizar este movimiento se deduce que la difusión de la luz tiene alcance limitado porque cada choque merma la energía que la produjo hasta anularla[36]. Además, como toda fuente luminosa es limitada, no puede producir un efecto ilimitado.

Adicionalmente, los choque causan vibración en los Qo y la fuente les imprime rotación, variables energéticas adicionales que garantizan su desplazamiento rectilíneo y hacen mucho más diversificadas y complejas sus funciones e interpretaciones.

LA NADA EN LOS ESTADOS DE LA MATERIA

 

La participación de la Ø en los estados de la materia es definitiva porque sólo en su conjunción es posible el desenvolvimiento de todas las funciones y características de los elementos químicos.

1. La participación en el estado gaseoso.- En este estado, las distancias intra e intermoleculares volatilizan la materia hasta copar el continente, son distancias vacías que permiten diversificar su densidad sin cambiar de estado, composición o peso porque su expansión o compresión es la variación de cantidad de Ø inmersa en ella, acción que no involucra ni extrae materia alguna en el recipiente. Es un estado en el cual las moléculas son independientes y a mayor temperatura más distantes; pero, la cohesión de los Qm del elemento o compuesto gaseoso lo mantiene unido en una nube cuando las condiciones ambientales lo permiten.

2. La participación en el estado líquido.- Los líquidos no son compresibles porque las moléculas, aunque son independientes, no guardan distancias entre si, y porque la Ø que incluyen solo es la indispensable para el funcionamiento del átomo y la molécula. Sin embargo, dentro de estas distancias dan cabida a gases y partículas de sólidos que de hecho son integrados a su comportamiento líquido hasta llegar a la saturación, en especial las soluciones coloidales. Los electrones, elementos de enlace interatómico e intermolecular hacen que las moléculas permanezcan unidas transitoriamente mientras fluyen y mojan, además crean la tensión superficial que evita la evaporación por arrastre de los gases y forma la gota en su caída libre, en cuyos casos también impiden involucrar Ø intermolecular.

3. La participación en el estado sólido.- Los sólidos incluyen menor cantidad de Ø dentro de los átomos y moléculas que en los otros estados, pero por el contrario mayor cantidad intermolecular que los líquidos, al punto que algunos son compresibles en términos relativos cuando su elasticidad y ductilidad les permite cierta fluidez sin desquebrajarse[37].

El aumento de volumen y consecuente baja de densidad se debe a que los electrones entrelazan con mayor firmeza las moléculas y grupos de moléculas en la cristalización para lo cual necesitan mayor cantidad de Ø intermolecular a fin de facilitar la movilidad requerida para cumplir su función.

Esta disminución de densidad hace que el elemento químico o un compuesto en estado sólido flote sobre él mismo en estado líquido o de fusión.

EL CUARTO ESTADO DE LA MATERIA

 

Los tres estados anteriores se fundamentan en sus distancias intraatómicas e intramoleculares, es decir, en la presencia de la Ø en la constitución y funcionamiento de la materia. Pero cuando estas distancias se asimilan a cero, se excluye la Ø, y como resultado la materia forma un estado en el cual ocupa un espacio crítico de compactación.

En consecuencia, el cuarto estado de la materia es el ESTADO DE CONCRECIÓN.

Caracterización del estado de concreción.

 

Se caracteriza el estado de concreción de la materia porque carece de Ø en su interior. lo cual impide la operación corpuscular a excepción de la gravitacional que les es inherente, energía que de hecho se agrega en el cuerpo que forman para comportarse conjuntamente.

Comportamiento corpuscular en el estado de concreción

 

Los corpúsculos formadores de materia (Qm) e independientes (Qo) manifiestan los siguientes comportamientos:

1. Suspensión de los movimientos de vibración y rotación.- Los Q llegan a la quietud absoluta, lo cual también anula el eje de rotación y sus consecuentes polaridades .

2. Paralización de su desplazamiento longitudinal u orbital.- Los Q llegan a la Inamovilidad relativa absoluta. Es decir, a la quietud en relación al cuerpo en concreción que están formando y en consecuencia a los corpúsculos de su entorno después de ubicarse en él, más no en relación al cosmos porque el cuerpo en concreción puede continuar en movimiento.

3. Desagregación[38].- Los componentes del átomo, propios (Qm) y accidentales (Qo) se independizan. Esta acción no es una desintegración explosiva, ni una compactación del átomo; se derivada de la desaceleración del giro[39]. las órbitas y las vibraciones, lo cual los independiza e induce a que se integren individualmente al cuerpo en concreción.

4. Precipitación.- Todos los Q se dirigen hacia el centro del cuerpo en concreción a fin de ocupar el lugar más acomodaticio de acuerdo a su tamaño, peso, forma, consistencia y polaridad. En cuanto a la polaridad de los Qm, si aún continúa en quietud, al aglomerarse los opuestos la equilibran, y en conjunto queda inoperante por la estabilidad que proporcionan los Qm neutros y los Qo que por carecer de ella aíslan el efecto atractivo-repulsivo de las polaridades que eventualmente puedan subsistir. Este mismo efecto suspende las afinidades y compatibilidades de los Qm.

5. Agregación total de sus energías inherentes.- La fuerza de gravedad de cada Q atrae y adhiere a sus colaterales inmediatos y mediatos hasta donde su alcance le permita, y el conjunto termina por convertirse en un cuerpo cuya tensión cohesiva lo compacta y soporta de manera absoluta, y además, dicha fuerza se adiciona formando una gravedad con alcance directamente proporcional a su masa.

6. Las corazas protectoras.- En la compactación absoluta de los Q como un solo cuerpo, sólo quedan las corazas protectoras de Ø, distancias críticas específicas, para salvaguardar su identidad, en una cantidad ínfima que puede asimilarse a cero (0).

Comparación entre los cuatro estados de la materia

 

En la siguiente tabla se aprecia como la participación la Ø, en una cantidad determinada de materia, presenta las variables características de sus cuatro estados y los efectos que causa en cada uno de ellos.

 

PARTICIPACIÓN DE LA NADA EN LOS ESTADOS DE LA MATERIA

DISTANCIAS

ESTADOS

GASEOSO

SÓLIDO

LÍQUIDO

CONCRECIÓN

Intercorpuscular

MEDIA

BAJA

BAJA

NULA

o Intraatómica

(Corpúsculos

inactivos)

Interatómica o

Intramolecular

MEDIA

O ALTA

BAJA

MEDIA

Intermolecular

ALTA

MEDIA

NULA

EFECTO

Volatilización

Cristalización

Fluidez

Compactación

DENSIDAD

BAJA

MEDIA

ALTA

TOTAL

COMPRESIBILIDAD

ALTA

BAJA

NULA

NULA

PENETRABILIDAD

ALTA

BAJA

ALTA

NULA

GRAVEDAD

OBJETO

OBJETO

OBJETO

FUENTE

 

1. Participación de la Ø.- En primer lugar están las distancias intercorpusculares en cuyo caso los fluidos, gaseoso y líquido tienen mayor participación que el sólido, y el de concreción carece de ella. Seguidamente están las distancias intraatómicas, interatómicas o intramoleculares y las intermoleculares, las cuales no se tiene en cuenta en el estado de concreción porque está conformado por corpúsculos inactivos únicamente.

2. Volatilidad y fluidez.- Ocupa el primer lugar el gaseoso le sigue el líquido y carecen de ellas el sólido y el de concreción. Sin embargo cuando el sólido está fragmentado, por ejemplo la arena que se comporta a manera de un líquido, o de un gas cuando la fragmentación es mínima: el polvo, esto también le pasa al líquido cuando se atomiza dentro de un gas.

3. Cristalización.- La cristalización del estado sólido se debe a la baja presencia de la nada intraatómica e intramolecular, pero no así la intermolecular que requiere mayor cabida para permitir la función cohesiva y de agarre del movimiento de los electrones entre las moléculas.

El estado de concreción puede considerarse como un cristal isótropo.

4. Densidad y volumen.- En el renglón correspondiente a las distancias intermoleculares se aprecia que a medida que baja la participación de la Ø, aumenta la densidad del cuerpo, por lo tanto el volumen que ocupa va de mayor a menor del gaseoso al sólido y luego al líquido.

En cuanto al de concreción, no es posible hallarlo en las citadas condiciones normales pero de estarlo, ocuparía un espacio infinitesimal comparado con el líquido y en consecuencia su densidad sería total y correspondería exactamente a su volumen.

5. Compresibilidad.- Los gases son compresibles hasta cuando se conviertan en líquidos, o en los casos subliminales en sólidos; los líquidos no son compresibles; los sólidos son compresibles en cuantía mínima o hasta cuando pasen a líquido.

El estado de concreción es la compresión absoluta a la cual puede llega la materia cuando las condiciones ambientales lo exigen.

6. Penetrabilidad.- Los gases y líquidos son penetrables, en el sólido lo es variable, unos materiales más que otros, alguno se fracturan en el intento. Sin embargo todos son penetrables por los Qo.

El estado de concreción es impenetrable.

7. Temperatura.- Cada elemento o compuesto químico tiene su temperatura específica y se manifiesta indistintamente en cada estado.

En el estado de concreción es de 0° K[40] porque de haberla, se produciría un distanciamiento intercorpuscular que los activaría, involucraría Ø y pasaría a otro estado.

8. Manifestaciones energéticas.- Los estados sólido, líquido y gaseoso manifiestan su energía en un sinnúmero de formas porque la fuerza adquisitiva de los Qm y Qo interacciona para formar átomos y compuestos y transmitir energía pero no se adiciona.

En el estado de concreción, los Qm y Qo se adicionan formando un solo cuerpo y sus fuerzas adquisitivas tienen las siguientes manifestaciones.

8.1. Interna.- Se compacta la materia de manera absoluta, no deja cupo para la Ø, (cavernas, rendijas, burbujas o similares).

8.2. Externa.- El cuerpo resultante forma una esfera de superficie liza.

8.3. Aditiva.- La sumatoria de la fuerza atractiva de los Q integrantes del conjunto obra como un solo elemento. Su alcance o radio de acción es directamente proporcional a la masa del cuerpo y opera hacia su centro, es la fuerza de gravedad pura y principal facultad de la materia en concreción.

La materia en los tres estados de actividad, -sólido, líquido y gaseoso-, inexorablemente está sujeta a la gravedad, pero no la produce porque dedica toda su energía a su manutención y equilibrio, y al funcionamiento físico-químico de sus elementos. Por lo tanto, todos los intentos que se hagan para calcular la gravedad de cualquier porción de materia en cualquiera de esos tres estados son fallidos porque la única fuente mesurable de esta fuerza se halla en su cuarto estado, en el de concreción.

Ante esta aseveración, y dado que La Tierra no está en concreción: ¿Cómo se explica que esa fuerza esté manifiesta en ella? La respuesta se expresará más adelante.

LA CONCRECIÓN DE LA MATERIA

 

En un ambiente donde confluyen tantas fuerzas como en La Tierra o dentro de un sistema solar cualquiera, es imposible desactivar los Q para que la materia entre en estado de concreción. Este fenómeno solo es posible en lugares del espacio profundo suficientemente alejados de la influencia o campo gravitacional astral. Esta concepción de las cosas induce a pensar que en la inmensidad del espacio, solo se pueden concebir dos posiciones: bajo el campo gravitacional de un sistema astral o fuera de éste. La primera es limitada porque la materia lo es y en consecuencia su energía también, y la segunda que es mayor, no tiene energía, es la Ø únicamente.

Dentro de un campo gravitacional

 

Es sabido que La Tierra además de su rotación tiene una serie de movimientos cósmicos imperceptibles como la traslación en rededor del Sol, la movilidad de la Vía Láctea, y en general del conjunto astral al cual pertenece, es una cadena de influencias gravitacionales que imprimen a la tierra un complejo conjunto de movimientos que solo puede expresarse en términos relativos a otros astros. Además las fuerzas centrífugas y centrípetas que generan, se conjugan en el la Tierra para condicionar una velocidad inercial en el movimiento de todos sus componentes. La sumatoria de todas estas fuerzas cósmicas influye sobre el funcionamiento atómico en función directa a la fuerza de la fuente energética más cercana. De esta manera, si hay aceleración las distancias intermateriales aumentan, involucrando mayor cantidad de Ø, y viceversa al desacelerar. Bajo estas influencias, los corpúsculos despliegan su fuerza atractiva para integrarse al conjunto, es así que los Qm producen átomos y moléculas que en su adaptación se comportan como gases, líquidos o sólidos.

Fuera de gravitación

 

Una partícula de materia que salga de la gravitación de un conjunto astral, queda sujeta exclusivamente a su propia gravedad. Circunstancia que la obliga a desacelerar sus movimientos corpusculares hasta el punto en que sólo opere su tendencia adquisitiva; en consecuencia se compacta, es decir, disminuye a cero la cantidad de Ø en su interior y su masa se reduce a su mínima expresión.

La masa resultante se constituye como un sistema, equilibrado e independiente en el que la suma de la fuerza adquisitiva de sus corpúsculos opera como un potente foco de gravedad[41] que absorbe al sistema la materia a su alcance. Es una masa que únicamente absorbe materia con su energía inherente: la gravitacional; y no capta la energía adicional que porten los corpúsculos porque al caer sobre ella se desactivan; tampoco emite manifestaciones energéticas porque los Q inactivos no las producen y finalmente se conforma como un cuerpo que solo es identificable por nuestros sentidos o instrumentos cuando le da sombra y eclipsa la visión de un astro perceptible, le da  sombra o produce efectos o alteraciones de su curso gravitacional.

Debido a que las partículas que llegan al astro en concreción desaparecen de la percepción humana, equívocamente se catalogaría de “antimateria[42] u “hoyo negro[43]. Si la materia en concreción se pudiera ver, su aspecto más probable sería el de una superficie bruñida de brillo opaco y tornasolado por la diversidad cromática correspondiente a los últimos elementos adheridos. Este astro cumple la misión de recopilar la materia a la deriva en el espacio profundo, y crece tanto, que al cabo de millones de millones de años puede llegar a contener materia suficiente para formar una o varias galaxias al salir del estado de concreción.

Con el fin de ilustrar el proceso de concreción de la materia, a continuación se relatan unos eventos entre corpúsculos homólogos, compatibles que hacen contacto en un ambiente libre de gravitación:

1. La concreción de dos corpúsculos en igualdad de condiciones.- Si dos corpúsculos iguales, (Figura 7), con impulsos iguales se mueven sobre una línea en sentido convergente; al chocar presentan la reacción más elemental: el rebote. Si la fuerza que llevan no les ocasiona un rebote que los saque de sus alcances gravitacionales, continuan chocando y rebotando sobre la misma línea a la manera de una pelota que cae verticalmente sobre un piso horizontal, hasta juntarse inmóviles en el mismo lugar.

 

Figura 7. ENCUENTRO FRONTAL DE DOS CORPÚSCULOS

 

 

En este momento se cumplen las tres condiciones necesarias para el estado de concreción: la adherencia absoluta de los corpúsculos, la inmovilidad relativa interna del cuerpo que conforman y la adición de sus fuerzas gravitacionales.

1.1. La adherencia absoluta.- Como ambos corpúsculos quedan inmersos en sus respectivos radios de acción, y no hay interferencia externa que los distraiga, el único trabajo a desarrollar es su mutua atracción.

1.2. La inmovilidad relativa interna.- Esta inmovilidad se refiere a que en su conjunción dentro del cuerpo que forman siempre guardan la misma posición.

1.3. La adición de la fuerza gravitacional.- Como la energía inherente a la materia corpuscular es permanente y su magnitud inmodificable, la adherencia utiliza un mínimo de ella y el sobrante se adiciona aumentando también el radio de acción conjunto.

2. La concreción de dos corpúsculos en diferentes condiciones.- Si el encuentro sucede sobre el mismo plano pero en diferentes direcciones convergentes, el rebote les cambia sus trayectorias, (Figura 8), y al no salir de sus alcances, continuan rebotando y diversificando sus puntos de encuentro hasta llegar a la unión, y continuan la trayectoria vectorial resultante de sus movimientos iniciales cumpliendo así una de las dos facultades del cuerpo en concreción: el desplazamiento inercial conjunto.

 

Figura 8. ENCUENTRO LATERAL DE DOS CORPÚSCULOS

 

 

El desplazamiento inercial conjunto.- Es la facultad que tiene el cuerpo en concreción para moverse en el espacio en la dirección, sentido y velocidad que le impriman los impulsos de la materia captada. Es decir que la energía que reciba la traduce a movilidad conjunta y no individual de los corpúsculos que conforman su masa.

3. El encuentro de dos corpúsculos sin colisión.- Si dos corpúsculos entran en sus respectivos alcances en direcciones y tiempo no convergentes, (Figura 9), de hecho cambian su trayectoria y cuando no salen de su influencia generan mutuas órbitas que van reduciendo sus radios hasta llegar a la concreción, y le imprimen la segunda facultad, la de rotación inercial conjunta, y como en el caso anterior, continuan su desplazamiento vectorial.

 

Figura 9. ENCUENTRO INDIRECTO DE DOS CORPÚSCULOS

 

 

La rotación inercial conjunta.- Es la facultad que tiene el cuerpo en concreción para rotar creando un eje y sus consecuentes polaridades. La velocidad angular que adquiera depende de los impulsos recibidos por la materia captada cuya energía le produce rotación conjunta y no individual de los corpúsculos que conforman su masa. El eje de esta rotación no necesariamente coincide con la dirección del desplazamiento como se aprecia en la Figura 9, sino que responde a las rotaciones y vibraciones que traigan los corpúsculos concurrentes.

4. La concreción de tres corpúsculos.- Al involucrar un tercer elemento es poco probable que coincidan sus pesos y velocidades, y que además converjan simultáneamente en ángulos iguales sobre el mismo punto. Único caso en el cual rebotarían como la citada pelota, en sus mismas direcciones y en sentidos opuestos para terminar unidos en el mismo lugar formando un triángulo estático. De no cumplirse estas condiciones, los corpúsculos colisionan indistintamente y continuan el proceso secuencial de unificación y movilidad.

5. La concreción de tres corpúsculos sin colisión.- En este caso se producen una especie de danza orbital que finalmente forma un conjunto triangular que rota y se desplaza en los sentidos vectoriales resultantes de su proceso de unificación.

6. La concreción de cuatro o más corpúsculos.- Involucrar un cuarto elemento equivale a dar comienzo a un volumen. Claro es que todo corpúsculo tiene volumen, y que su unión por parejas o tríos forman un cilindro o una lámina del grosor de los corpúsculos, pero con el cuarto elemento forma el volumen básico y más estable, el tetraedro. Sus fuerzas cohesivas se equilibran entre sí y la trayectoria y rotación resultantes son las mismas de los casos anteriores.

Al aumentar la cantidad de corpúsculos se torna más complejo el proceso, pero el resultado es el mismo: una concreción homogénea y equilibrada[44] que tiende a formar una esfera compacta que rota y se desplaza en el espacio.

7. La concreción de corpúsculos de diferente naturaleza.- En el citado ambiente libre de influencias externas, los corpúsculos de diferente naturaleza presentan procesos mecánicos iguales[45] a los anteriores pero las influencias de unos con otro se modifican por sus tamaños, polaridades y características específicas, sin embargo, finalmente se aglutinan formando la esfera giratoria y móvil ya descrita.

8. La asimilación de energía.- Como la masa en concreción desactiva los Q de la materia que capta, sólo absorbe su energía inherente, la de gravedad, pero asimila en su totalidad y de manera conjunta la cinética que traiga, que de hecho involucra a sus movimientos de desplazamiento y rotación. Esta asimilación de energía no es corpuscular sino conjunta porque el cuerpo en concreción es un todo integral.

La materia llega al estado de concreción con gran facilidad fuera del campo gravitacional de un sistema astral, y con relativa facilidad dentro de él, cuando se ubica en un lugar en el que su fuerza cohesiva sea superior a la gravitacional externa.

LA DESCONCRECIÓN DE LA MATERIA

 

Debido a que la masa de materia en concreción sólo tiene la actividad gravitacional, se puede calificar como materia en reposo y su cambio de estado como su reactivación.

El cambio de estado o reactivación no se produce autónomamente ni por sus movimientos inerciales de rotación y traslación, sólo lo causa la energía proveniente de otro astro, o cuando ingresa al campo gravitacional de una galaxia, en cuyos casos, de inmediato, comienza a gravitar en ella.

La reactivación inicia en la periferia de la masa y avanza hacia el interior a una velocidad directamente proporcional a la influencia externa. Puede ir desde una explosión instantánea cuando la diferencia de fuerzas encontradas es descomunal, hasta tardar tantos millones de siglos cuantos tardó en concretarse.

Éste es un proceso repetitivo en el universo porque las partículas que se liberan de las influencias de los astros, en su divagar sacan la Ø de su interior, se concretan y posteriormente regresan a su influencia o van a caen en un “universo” o conjunto astral diferente en donde se reactivan.

Una masa en concreción no se puede esclarecer si está en proceso de captación o de activación inicial. Las emanaciones del rebote de lo que capta[46], se pueden confundir con las que suelta al activarse, y ambas tener la misma intensidad[47]. El fenómeno es interactivo porque la masa trata de asimilar materia, y ésta a su vez trata de activar la masa más próxima. Para definir en que estado se halla, hay que determinar si crece o decrece en tamaño y fuerza. Es un proceso de millones de años que por consiguiente está vedado cuantificarlo con los instrumentos disponibles.

En el proceso de activación que se relatará a continuación, la masa de materia en concreción se denominará NÚCLEO, y se supone que contiene la variedad de Qm necesarios para la formación de todos los elementos químicos conocidos, por lo menos, y los Qo existentes en la naturaleza.

Este proceso se lleva a cabo en cuatro periodos:

El primer periodo es el de Activación que comprende las fases del arranque de los Q que conforman la masa del Núcleo, de la formación de elementos químicos con los Qm activados, de la formación de compuestos, y de la gasificación.

El segundo periodo es el de Equilibrio que comprende las fases de solidificación; de la fluida, y en el caso particular de La Tierra, de la biótica.

El tercer periodo es el de Meteorización.

El cuarto periodo es de Concreción, con el cual se cierra el ciclo del paso por todos los estados de la materia.

Primer periodo.- LA ACTIVACIÓN

 

El periodo de Activación está conformado por cuatro fases con límites tan difusos que puede considerarse que su operación es simultánea. Inicialmente forman capas muy delgadas sobre el núcleo, y a medida que avance el proceso aumentan de grosor y marcan mejor sus diferencias.

 

Primera fase.- El Arranque de los Qm y los Qo

 

En esta primera fase, la energía externa produce en la superficie del Núcleo una delgada capa de intensa actividad en la que éste trata de impedir el arranque de los Q, pero siendo inferior su fuerza periférica, los corpúsculos arrancados adquieren la energía cinética suficiente para incrementar su halo de Ø que los habilita para asimilar su movilidad, su nueva condición. El arranque de los Q no implica su escape o distanciamiento inmediato, continuan asidos al Núcleo por su gravedad.

 

Segunda fase.- La Formación de elementos químicos

 

En esta fase los Qm arrancados conforman los átomos y moléculas de los elementos químicos para los cuales están capacitados por sus especificaciones y compatibilidades.

Es acá donde es importante la diversidad de los Qm porque de no ser así, la materia en formación tenderá a ser un solo elemento químico, helio por ejemplo.

 

Tercera fase.- La Formación de compuestos químicos

 

En esta capa, la inmensa actividad de los elementos químicos recién formados sube drásticamente la temperatura porque de inmediato reaccionan entre sí formando moléculas y compuestos. Es un ambiente en el cual se pasa del estado de concreción al líquido, de fusión, de los elementos químicos nacientes[48].

A esta capa se le ha denominado “plasma[49]” y cuando está en las circunstancias de la quinta fase: “magma”.

 

Cuarta fase.- La Gasificación

 

La temperatura alcanzada por la fase anterior es superior a la de ebullición de todos los elementos químicos, incluso el (W) tungsteno[50]. Es el estado de la materia que involucra en su interior la mayor cantidad de Ø posible en la naturaleza.

A esa temperatura, toda la materia pasa al estado gaseoso, y los elementos más volátiles adquieren la velocidad de escape suficiente para liberarse del Núcleo y difundirse por el espacio, los demás forman estratos a alturas correspondientes a sus densidades y pesos.

La capa que forma esta fase se sabe donde empieza más no donde termina.

Segundo periodo.- EL EQUILIBRIO

 

El periodo de equilibrio tiene tres fases independientes entre sí, la primera es común para todos los astros y las dos restantes son particularidad de algunos de ellos.

 

Quinta fase.- La Solidificación

 

En esta fase se conforma la litosfera.

A medida que se engruesa la capa de plasma de las fases anteriores, y se estabilizan las reacciones químicas gaseosas, paulatinamente baja la temperatura y pasan al estado líquido los elementos de mayor a menor grado de ebullición; se forma el “magma”. En este estado tienden a estabilizarse los compuestos formados y cuando su espesor aumenta, se enfría la superficie formando una especie de nata. Es el comienzo de la solidificación que de hecho flota por tener menor densidad, mayor cantidad de Ø en su interior.

 

Sexta fase.- La Fluida

 

En esta fase se conforman la atmósfera y la licuosfera[51].

Gran cantidad de los gases elevados en la fase de gasificación se pierde en el espacio y el sobrante forma la atmósfera del astro; posteriormente, cuando la capa solidificada cubre el magma en su totalidad, baja la temperatura y provoca la condensación y precipitación de algunos de ellos. Por otra parte, como la capa solidificada no es uniforme, los líquidos que caen forman un sistema de corrientes y depósitos en las depresiones, cavernas, fallas y porosidades que encuentre, y posteriormente se repite el ciclo, se evaporan y vuelven a caer.

En esta fase fluida, compiten las energías del astro y las foráneas; en algunos se manifiestan con mayor fortaleza las propias por lo cual retienen los fluidos y otros por el contrario los pierden.

 

Séptima fase.- La Biótica (El origen de la vida)

 

En esta fase biótica se conforma la biosfera.

Cuando las depresiones de la corteza o capa solidificada son suficientemente profundas, los líquidos ya formados penetran hasta contactar directamente al Núcleo del astro.

Es un caso especial en la naturaleza digno de consideración porque el estado de concreción del Núcleo reacciona directamente con un líquido preexistente determinado. Y cuando el área de contacto es suficientemente amplia para regular el calor del magma que lo rodea, queda conformado un ambiente con las siguientes características:

1. Encuentro de material.- El líquido a esas profundidades posee gran riqueza de soluciones, minerales y compuestos precipitados, su densidad solo permite bajar hasta lo más profundo algunas de sus soluciones coloidales más pesadas y de menor calibre, es decir muy selectas.

2. Condiciones ambientales.- En el punto de contacto, la temperatura del Núcleo es de 0° K y la del líquido ligeramente mayor; la presión es la de una columna de varios kilómetros de altura del líquido cargado de soluciones, más una atmósfera. En estas circunstancias el líquido continúa en su estado porque a esa presión no puede involucrar Ø en sus distancias intermoleculares para solidificarse.

3. Efecto producido.- El encuentro tiene un límite difuso, es una zona de activación en la que el líquido por su movilidad y actividad arranca Q nacientes del Núcleo y los integra a su fluidez para conformar átomos y compuestos amalgamados con la riqueza de materiales que porta, es un ir y venir con el voraz Núcleo que también arranca Q del líquido y de sus soluciones. Es un ambiente especial en donde la cantidad de Ø tiene su mínimo valor por la gran presión y la baja temperatura; y además es un caldo de cultivo en el cual confluyen todos los átomos y elementos nacientes necesarios para la vida, en conclusión: es allí el lugar de su formación, de su origen[52].

4. Denominación del lugar.- En estos especialísimos lugares emanan organismos vivos que en esta etapa difícilmente se esclarece el reino al cual pertenecen: animal o vegetal. Son POZOS DE GERMINACIÓN de seres vivos que paulatinamente integran más Ø en su organismo disminuyendo su densidad y en consecuencia ascienden hasta la superficie del mar; y después, con su evolución o con la ayuda de otros animales y de condiciones ambientales salen de él y se dispersan por el astro[53].

Tercer periodo.- LA METEORIZACIÓN

 

El paso del estado de concreción a los demás estados está sujeto a las fuerzas externas que afecten al Núcleo, de tal manera que si son inferiores, se revierte el proceso, el Núcleo asimila nuevamente la materia activa de las capas que le rodean y continúa su labor de captación en su radio de acción, pero si por el contrario es inferior, disminuye su masa, y con ello, su fuerza de gravedad hasta desaparecer, en cuyo caso pierde todos sus volátiles, (atmósfera), si la temperatura aún mantiene líquidos, se evaporan y corren la misma suerte, lo mismo que los sólidos de menor tamaño como polvo, arena y similares.

En su interior, ya sin Núcleo, no hay más reacciones, el magma se estabiliza, baja la temperatura y solidifica. Todo el conjunto se desquebraja y disemina, y las partículas cuya composición y contextura soportan la tensión de las fuerzas de los astros y la temperatura del espacio, continuan en órbita convertidas en asteroides[54].

Cuarto periodo.- LA CONCRECIÓN

 

Los Qm y Qo de los asteroides  y las partículas sueltas, mientras estén en un campo gravitacional no pasan al estado de concreción, continuan activos porque las tensiones a que están sometidos así se lo exigen; pero al liberarse, cierran el ciclo normal de captación, activación y dispersión de la materia[55].

Anteriormente se expresaron varias maneras de unión de los Q fuera de un campo gravitacional, y que en todos los casos, su gravedad es adherente y aditiva, y que por lo tanto cada Q integrado fortalece la potencia y el alcance del cuerpo en concreción que formen.

La materia reinicia este periodo a partir de corpúsculos Qo, moléculas, o partículas de materia de cualquier tamaño.

1. La concreción de los Qo.- Estos corpúsculos pasan al estado de concreción directamente tan pronto se desactiven, es decir, suspendan su movimiento particular y únicamente continúen en los movimientos inerciales conjuntos.

2. La concreción de moléculas independientes.- Una molécula cualquiera, al liberarse de la gravedad, sus Qm inician la disminución de sus distancias intercorpusculares llenas de Ø, lo cual los desacelera hasta llegar a la inmovilidad relativa entre ellos, momento en el cual se concretan y unifican sus fuerzas.

3. La concreción de partículas de materia.- En ese ambiente[56], cada Q queda sujeto, únicamente, a las fuerzas de sus colaterales, lo cual disminuye sus distancias e incrementa el rozamiento y en consecuencia sube la temperatura hasta fundir el sólido y conformar una especie de atmósfera con los gases emanados. La tensión superficial del líquido resultante le da la forma esférica o de gota, las cuales favorecen aún más la concentración energética de los Q y por consiguientes su acercamiento, y basta con que dos de ellos se inmovilicen y adhieran para que sus fuerzas se sumen y den inicio el colapso de concreción. Posteriormente absorbe los gases liberados.

4. La concreción de un astro salido del campo gravitacional.- Al liberarse un astro, el Núcleo suspende la formación de átomos y acelera la captación de las capas que lo rodean, lo cual invierte todo el proceso: los sólidos se licuan, los líquidos se concretan, y al terminar estas acciones, los gases se condensan y caen directamente al Núcleo para integrarse a su estado.

5. El destino de los cuerpos en concreción.- La materia en concreción salida de un sistema astral, retorna cuando la materia que capta en su recorrido cambia su curso favorablemente; de lo contrario continúa alejándose y quizá se integre en otro sistema. En ese mismo devenir están otros cuerpos provenientes de otras partes y vienen a caer en la gravitación del sistema de partida del anterior, lo cual representa un intercambio impredecible que mantiene el equilibrio o acrecienta unos sistemas y desaparece otros.

6. El estado de concreción y la gravitación universal.- La concreción de la materia que forma un sistema astral no es posible porque cuando un astro, o el astro dominante del sistema inicia el acercamiento de los demás, se forma la siguiente cadena de acciones y reacciones que lo impide:

6.1. Los astros implicados, el dominante y sus dependientes, aceleran la activación de la materia y en consecuencia sus núcleos reducen sus masas.

6.2. La reducción de los núcleos disminuye sus fuerzas de gravedad, por lo cual la centrífuga del movimiento orbital distancia los astros.

6.3. Al distanciarse los astros, sus núcleos recuperan materia activa y nuevamente aumentan su potencia, por lo tanto no se dispersan sino que regresan a su posición.

6.4. Como resultado de los tres numerales anteriores, se forma una equilibrada oscilación que mantiene el sistema funcionando en orbitas elípticas[57].

6.5. En el caso de que los astros de la periferia del sistema astral o de una galaxia se distancien; de inmediato[58], sus núcleos desactivan sus cubiertas de materia activa, aumentan su potencia y retornan a su posición, en este caso es posible que su regreso les induzca a cumplir órbitas alongadas como las de los cometas.

7. La concreción de toda la materia.- Este fenómeno sería una contradicción de la naturaleza porque de suceder, la totalidad de materia se concentraría en un solo cuerpo inerte que jamás se reactivaría por carencia de la indispensable energía externa para hacerlo[59].

La materia en concreción, fuente de GRAVITACIÓN UNIVERSAL

 

El estado de concreción de la materia constituye el fundamento y motor para el funcionamiento del cosmos porque soporta en su rededor la materia activa evitando su dispersión, y porque la interacción de los cuerpos en concreción conforma y mantiene la gravitación universal.

III

LA NADA Y LA CONCRECIÓN EN LOS ASTROS

(Verificación)

 

Con el propósito de comprobar la tesis planteada anteriormente, a continuación se describe el ingreso de la Ø en la materia en concreción y la consecuente incidencia cosmológica que causa

La activación de un astro en concreción puede ser causada por el encuentro con otro astro o su ingreso al campo gravitacional de un conjunto astral.

1. El encuentro de astros.- En este caso puede haber colisión, roce o acercamiento.

1.1. La colisión.- El contacto frontal de un astro en concreción con otro activo o en el mismo estado es explosivo para el menor, cuando la diferencia de tamaños es excesiva; de lo contrario se fracturan ambos, corriendo el peor destrozo el activo porque el concreto posee la mayor dureza de la naturaleza[60]. El punto de impacto y las fracciones pequeñas, obviamente, se activan explosivamente, pero las demás no pierden su estado, se convierten en astros de menor tamaño, y de inmediato, el conjunto resultante inicia la gravitación de los astros pequeños en torno a los grandes más cercanos.

1.2. El roce.- El contacto lateral de dos astros produce intercambio de materia, además, activa de inmediato el área afectada en el astro en concreción. Ambos cambian de dirección y dependiendo de la velocidad que lleven, pueden o no, quedar orbitando entre sí.

1.3. El acercamiento excesivo.- En el encuentro sin contacto de dos astros, el concreto activa aceleradamente su superficie y el activo pierde sus fluidos y partículas pequeñas. Y como en el caso anterior pueden o no, iniciar gravitación.

2. El ingreso de un astro en concreción a una zona gravitacional.- En este caso, la influencia del sistema astral lo integra de inmediato al sistema orbital, y su activación de materia se desarrolla a la velocidad que le impriman las fuerzas que lo afecten.

En todos los casos, la fortaleza derivada del tamaño de los núcleos de los astros que concurren determina su activación o concreción mutuas y se cumplen los periodos y fases pertinentes:

LOS ASTROS EN PERIODO DE ACTIVACIÓN

 

Los astros que se encuentran en el periodo de activación, sin importar su dimensión ni la inmensidad del sistema que soporten, son las estrellas, y se caracterizan por ser altamente luminosos y despedir grandes cantidades de volátiles cargados de energía.

Todos los astros, sin excepción, están compuestos por un Núcleo de materia en concreción cubierto por una delgada capa en la cual se cumplen las cuatro fases de este periodo: El arranque de los Qm y Qo, la formación de elementos químicos, la formación de compuestos y la gasificación, es obvio que en la formación de compuestos hay combustión[61] y se producen gases, pero la mayor cantidad de gases se deriva de la formación de helio e hidrógeno que son los primeros en adquirir la velocidad de escape suficiente para esparcirse conjuntamente con los Qo en plena actividad.

En nuestro sistema, el Sol está en este periodo, y quizá parezca un despropósito científico la afirmación de que su Núcleo está a cero absoluto de temperatura ( 0° K )[62], aún más, que la capa de activación tiene muy pocos kilómetros de espesor y es fluida[63]. Pero la sustenta el hecho incuestionable de que el Sol es el astro con la mayor fuerza de gravedad de este sector del espacio, y que la única fuente de esta fuerza es la materia en concreción.

Si el Sol o las estrellas tuvieran altas temperaturas en sus núcleos, los Q que los integran tendrían la mayor actividad posible en la naturaleza y necesitarían involucrar gran cantidad de Ø en su entorno, lo cual es altamente explosivo, y como la materia en actividad no genera gravedad, el resultado sería una pulverización y disperción total que impediría la concentración de materia para la conformación de los astros.

LOS ASTROS EN PERIODO DE EQUILIBRIO

 

En este periodo es común para todos los astros la solidificación de la superficie de las capas ígneas de la activación debida al enfriamiento superficial causado por la estabilización de los compuestos y el aumento de su grosor.

Las manifestaciones de solidificación son las siguientes:

1. La disminución del brillo de la estrella[64].- Los elementos químicos que necesitan mayor temperatura para mantenerse en estado gaseoso se condensan y en consecuencia baja el brillo, es el caso del W.

2. La formación de manchas.- Son los primeros conatos de formación de nata, proceso que afecta al Sol en la actualidad.

2.1. La formación de un cinturón oscuro en el ecuador del astro.- Se presenta este caso porque la fuerza centrífuga concentra en esa zona el material solidificado que flota sobre el magma. Al aumentar el ancho de la capa solidificada se va cubriendo el astro del ecuador a los polos, y cuando sólo faltan estos por cubrir, la luminosidad que expiden da el efecto de dos conos luminosos opuestos por sus vértices que confluyen sobre el astro.

Por efecto de la centrífuga, el grueso de la capa de materia activa es superior en el ecuador, por lo cual la gravedad en su superficie es inferior a la de los polos dado que el Núcleo es esférico[65].

2.2. La formación de anillos[66].- Cuando el material solidificado en el ecuador es liviano, quebradizo y esponjoso como algunas piedra volcánicas[67], la centrífuga y mayor densidad de otros materiales evaporados lo eleva, y al enfriarse en el espacio, quedan gravitando en rededor del astro en forma de anillos. Este material cuando es de pequeño calibre y no se difunde en el espacio ni se pone en órbita, se distribuye a manera de cubierta sobre la atmósfera del astro.

2.3. La formación de manchas oscuras cercanas a los polos.- Estos son de materiales magnéticos que flotan sobre el magma y son atraídos por el magnetismo polar del astro.

2.4. La solidificación inconclusa.- Antes de finalizar el proceso de solidificación quedan baches en ignición. Caso en el cual, la rotación del astro produce el efecto de intermitencia de su luminosidad para el observador lejano, y al concluir desaparece el efecto[68].

3. La cobertura concluida.- Al terminar la cobertura, baja la temperatura exterior y se presentan los siguientes casos:

3.1. La pérdida de volátiles.- Al terminar la solidificación el astro pierde gases, líquidos y sólidos de pequeño calibre, caso frecuente en los planetas del Sistema Solar. Si esta pérdida es total y sucede intempestivamente antes de terminar la solidificación, la superficie del magma se enfría rápidamente dejando huellas a manera de cráteres producto de las erupciones de su última actividad volcánica[69]. Caso frecuente en el Sistema Solar, en la Luna por ejemplo.

3.2. La retención de volátiles.- Cuando el astro no pierde todos sus volátiles, con los restantes conforma su atmósfera, en cuyo caso presenta la siguiente fase:

Los astros con FASE FLUIDA

 

Si un astro tiene atmósfera, lo más probable es que posea licuosfera[70], por lo menos en el subsuelo. En el planeta Júpiter por ejemplo, la densa capa superficial de su atmósfera le da el aspecto de un planeta gaseoso. Pero debido a que no se ha penetrado en ella, se desconoce su espesor, composición y temperatura, menos aún de la composición y espesor de la capa solidificada y del sistema líquido[71].

En este planeta se presenta el caso de la cubierta protectora de material sólido pulverizado que flota en la superficie de su atmósfera. Forma en general una estructura que por su similitud se puede denominar “pomarrosa[72]”,(Figura 10). Además, el planeta posee a la misma altura de esta cubierta un satélite que le causa una gigantesca turbulencia que la mantiene agitada y uniformemente distribuida, sinembargo, en ocasiones deja entrever la actividad lumínica de su interior.

 

Figura 10. ESTRUCTURA DE POMARROSA

 

 

El hermetismo que caracteriza la estructura de Júpiter en contraste con la de La Tierra que es abierta, implica que la actividad química de su interior sea diferente.

Los astros con FASE BIÓTICA (La vida en la Tierra)

 

Hasta donde se conoce, sólo en La Tierra hay vida y se basa en la química orgánica del carbono; esto no indica que en Júpiter no la haya, allá las condiciones presumiblemente son diferentes por lo cual su base puede ser el silicio, por ejemplo. Estos dos elementos tiene grandes similitudes, especialmente sus valencias[73], pero bien podría ser algún otro u otros elementos o compuestos.

Esta aparente ficción no está lejos de la Tierra. Los fósiles de los dinosaurios y de muchas formaciones vegetales de su época están petrificados, básicamente son de silicio. Es posible que el elemento fundamental de la atmósfera de esa época fuera el cloro (Cl), y de la licuosfera el sodio (Na). Y posteriormente, por cualquier circunstancia externa cambiaron las condiciones, y se formaron grandes depósitos de cloruro de sodio, (NaCl) sobre la corteza terrestre[74], sobrevino la lluvia, (H2O), y los mares que formó se cargaron totalmente de este compuesto. Esas nuevas condiciones solidificaron a los organismos vivos así como los hemos encontrado, petrificados. Además, La Tierra en esa época pudo haber tenido la estructura pomarrosa cuya cobertura fuera a base de litio[75] pulverizado o gaseoso, que al cambiar las condiciones cayó esparcido por toda su superficie cubriendo, precisamente, la edad en que existieron esa fauna y flora.

Ante estas conjeturas cabe el interrogante: ¿Qué proceso convierte la estructura orgánica a base de carbono de los dinosaurios, en el silicio de sus fósiles?[76]

De existir ese proceso: Estos o uno de estos elementos químicos no son estables.

En cuanto a los Pozos de Germinación de La Tierra, están ubicados en las grandes profundidades marinas[77] a donde, periódicamente[78], desciende su fauna a nutrirse con la gran abundancia de alimento que emanan[79].

LOS ASTROS EN PERIODO DE METEORIZACIÓN

 

Este periodo ya se ha cumplido en algunos cuerpos celestes que aún permanecen cumpliendo sus órbitas regulares como planetas, satélites o cometas. Entre los planetas están los “planetas menores” Ceres, Pallas, Vesta[80], Hygiea, etc. [81], entre los satélites están las lunas de Júpiter[82] Amaltea, Thebe, Elara, y posiblemente en Metis entre otras, cuyos materiales meteorizados conforma la cáscara de la estructura pomarrosa de este planeta y quizá cubre también la superficie de otras de sus lunas con gravedad propia; y entre los cometas está Tempel 1.

LOS ASTROS EN PERIODO DE CONCRECIÓN

 

Es posible que algunas partículas meteorizadas del Sistema Solar hayan salido o estén saliendo de su alcance y en consecuencia inicien el ciclo de concreción, es el caso de los cuerpos que conforman el Cinturón de Kuiper que están recopilando partículas de materia saliente o entrante a este sistema. Este periodo también incluye a los COMETAS, pequeños astros con Núcleo y gravedad propia, astros que en su afelio reciben menor influencia gravitacional del Sol y por tanto sus Núcleos captan toda la materia a su alcance; (básicamente Qo, helio e hidrógeno, y algunas otras partículas de polvo interespacial); esta actividad es más efectiva cuando en su recorrido no hay proximidad a los planetas; además, se tornan casi invisibles debido a que están en proceso de captación. Después, en el perihelio, la influencia solar les produce todas las fases del periodo de activación, y en la última, la de gasificación expelen los Qo, el helio, el hidrógeno y demás, formando una inmensa esfera incandescente[83] en rededor de sus núcleos[84], pero la luz y el viento solar impiden verla en su totalidad[85]. La verdadera intensidad de su incandescencia se manifiesta dentro de la sombra cónica del cometa, y en menor intensidad en la penumbra[86], (Figura 11)

 

Figura 11. LA COLA DE LOS COMETAS

 

 

Los cometas pueden desaparecer por tres razones:

1. Que en el afelio, por alguna eventualidad salga de órbita, caso en el cual continuan en periodo de concreción hasta acercarse a otro astro;

2. Por meteorización cuando la adquisición de materia en el afelio sea inferior a la perdida en el perihelio o por acercamiento excesivo al Sol o a un planeta que los active en su totalidad; y

3. Por caída o gravitación sobre otro astro.

IV

CONCLUSIONES

 

Fundamentalmente hay que reconocer que la Nada es un elemento filosófico incuestionable porque sin su existencia no se puede concebir su contrapartida, la materia y todo lo que pueda ser.

La verificación de la tesis ratifica la importancia de Nada en la Cosmología Teórica planteada hipotéticamente en un comienzo; además, durante el proceso surgieron unas conclusiones derivadas o consecuenciales no menos importantes, unos temas por investigar y una necesaria recomendación:

LA NADA EN LA COSMOLOGÍA TEÓRICA

 

En el desarrollo del tema propuesto de que La NADA es un elemento indispensable en la Cosmología Teórica, se ha demostrado que su presencia es imprescindible para el funcionamiento de la materia y de la vida:

PRIMERO.- 

Porque la Nada permite la movilidad cosmológica sin interferencia alguna;

SEGUNDO.-

Porque sin la Nada no es posible el funcionamiento atómico y por ende el de los estados activos de la materia: líquido, sólido y gaseoso; y además el de la vida; y

TERCERO.-

Porque la ausencia de la Nada dentro de la materia determina su cuarto estado, el de concreción o de reposo.

CONCLUSIONES CONSECUENCIALES

 

Las siguientes conclusiones derivadas o consecuenciales del desarrollo de la tesis discrepan con algunas teorías y planteamientos hechos por destacadísimos y muy autorizados científicos. No son posiciones deliberadamente antagónicas sino resultantes de un estudio en el cual se tuvo en cuanta que la asombrosa sencillez del funcionamiento de la naturaleza ha sido, es y será el principal inconveniente que encuentre la humanidad para comprenderla.

Bajo esta afirmación se puede considerar que la mecánica operativa de la materia se fundamenta:

PRIMERO.- 

En que la materia no es energía sino la sustancia que la porta, y que la energía no es la materia sino su cualidad inherente;

SEGUNDO.-

Que las fuerzas y el trabajo que produce la materia son limitados puesto que ésta y su energía también lo son;

TERCERO.-

Que la energía que posee la materia no es suficiente para destruirse autónoma ni artificialmente sino que por el contrario está dedicada a su mantenimiento;

CUARTO.-  

Que la materia en su estado de concreción es la fuente de la gravedad;

QUINTO.-  

Que la materia en concreción conforma los núcleos de los astros y constituye el motor de la gravitación universal; y

SEXTO.-    

Que el encuentro de la materia en estado de concreción con una licuosfera preestablecida y en circunstancias propicias genera la vida.

TEMAS POR INVESTIGAR

 

Ninguna teoría o planteamiento científico de ningún tipo podrá responder a todos los interrogantes que la ciencia exige, siempre ha de quedar infinidad de temas por investigar, entre ellos:

PRIMERO.-

Determinar cuales y cuantos Corpúsculos Formadores de Materia, Qm, existen, y qué particularidades específicas tienen. Sobre esta base, determinar cuantos elementos químicos conocidos son elementos puros o compuestos que actúan como tales;

SEGUNDO.-

Determinar cuales y cuantos Corpúsculos Independientes, Qo, existen y qué particularidades específicas tienen;

TERCERO.-

Indagar sobre tipos de fuerzas desconocidas emanadas de la energía gravitacional; y

CUARTO.-  

Investigar sobre la cantidad y ubicación de los Pozos de Geminación de la Tierra, y la variedad y tipo de vida que se produce en cada uno de ellos.

RECOMENDACIÓN

 

Para la preservación de la vida en La Tierra, es indispensable que los Pozos de Germinación sean protegidos de la contaminación que produce la especie humana.

Como estos Pozos son las fuentes de vida; en términos económicos, equivale a decir que son las fuentes de recursos naturales renovables, y que al deteriorarlos se causaría el peor desastre ecológico y económico del planeta; por lo cual deben ser declarados patrimonio de la humanidad, y puestos bajo la custodia de la ORGANIZACIÓN DE NACIONES UNIDAS – ONU, Entidad que deberá responsabilizarse por ellos a fin de dirigir su investigación y manejo a través de organismos científicos responsables, y a evitar a toda costa que sean llevados a una explotación comercial que vaya en detrimento de la biodiversidad que producen y a convertirlos en focos de contaminación ambiental.

LA NADA - Elemento Indispensable en la Cosmología Teórica - Registro de propiedad intelectual del Ministerio del Interior, COLOMBIA -Publicada el 29/09/2006 - Autor: HUGO SALAMANCA PARRA -  hugosalamancaparra@gmail.com

Arriba

 

NOTAS PIE DE PÁGINA

1- Por perspectiva: A la distancia los objetos se ven más pequeños hasta desaparecer de la visión.

2- Éter = “Fluido imponderable y elástico, que, según algunas teorías físicas, llena todo el espacio, penetra todos los cuerpos, y por su movimiento vibratorio produce los fenómenos luminosos, caloríficos y eléctricos”

3- La existencia de la NADA arroja varios interrogantes: ¿quién la creó?, ¿es por sí misma?, ¿puede dar origen a algo material?, etc., Entra en juego aquí otro valor: Dios, el cual ni se niega ni se asevera en estas páginas porque así como un pensamiento humano o los conceptos tiempo o matemáticas, que sin ser materia ni ser La NADA existen. también lo puede ser todo valor espiritual.

4- Corpúsculo = partícula indivisible y más elemental de materia

5- Teoría: “El es espacio es granulado”.

6- Otros Q en caso de que los haya y que no sean Qo.

7- Segunda causal para no percibir otros conjuntos astrales.

8- Una teoría dice: “La materia es energía superconcentrada y que energía es materia superdiluida. Y puede transformarse de energía a materia y viceversa conservando la energía total que es indestructible.

9- Algunos corpúsculos aún no determinados se ha denominado como “neutrinos, gravitones, fotones y hasta protones”. Cabe anotar que este último es un Qm.

10- Algunos observadores dicen haber captado unos corpúsculos desconocidos dentro de los átomos que dominaron “gruesos"

11- De ésta forma de Qo se ha derivado la "Teoría de las Cuerdas"

12- Las revoluciones por segundo de un Q pueden ser superiores a 106, dependiendo de los estímulos que recibaNOTA

13- Mayor o menor cantidad de Ø en su interior.

14- Auroras boreales.

15- Forman una densa cubierta altamente radioactiva que se presenta sobre la atmósfera de los planetas y a la salida del Sistema Solar, es decir donde termina el espacio de este sistema.

16- En conjunción con los gases forman la troposfera, estratosfera, mesosfera, termosfera y exosfera.

17- Refracción, reflexión, difracción, radiación, transmisión y acumulación de energía,

18- Distancia al centro del átomo

19- El enlace intermaterial se refiere a los enlaces intercorpusculares, a escala micro, y espaciales a escala macro.

20-Spin”.

21- Polos norte y sur.

22- Teoría de “los trompos”.

23- Algunas manifestaciones de la electricidad estática.

24- Cuatro corpúsculos en quietud forman un tetraedro o pirámide de base triangular.

25- Uno de los principios de la balística.

26- Esta cualidad es muy útil en balística y en taladros industriales.

27- Dependiendo de la temperatura y la presión, toda partícula llega hasta un grado mínimo de compactación sin dejar de ser materia activa.

28- Al nivel del mar y a 4° C.

29- Esta ingravidez se refiere a estar fuera de la gravedad de La Tierra.

30- Sólido, líquido o gaseoso.

31- Los corpúsculos independientes Qo necesariamente son materia, pero no son formadores de átomos.

32- Los corpúsculos independientes Qo no transmiten magnetismo pero son susceptibles de ser atraídos y repelidos por este.

33- Corrientes eléctricas de toda índole: alterna, directa, continua, estática, etc.

34- Se afirma que la corriente eléctrica es el “flujo de los electrones del conductor”, es decir que a su paso, descompone y recompone sus átomos y moléculas y al final todo queda igual.

35- Los corpúsculos independientes Qo en el cumplimiento de esta función conforman el “viento solar”.

36- Tercera causal que impide ver sistemas astrales demasiado distantes. Además, niega la factibilidad de algunas teorías que pretenden magnificar en el tiempo la difusión de la luz. De no ser así, por la infinidad de estrellas existentes toda la bóveda celeste sería tan brillante como el sol.

37- Algunos materiales sólidos al martillarlos o al templarlos disminuyen su tamaño aumentando su densidad y dureza.

38- Una teoría explica que “Al consumirse el combustible de las estrellas se convierten en estrellas de neutrones, en las cuales no existen átomos debido a la elevada gravedad los electrones han caído sobre los núcleos atómicos fusionándose con los protones para formar neutrones, originando un material conocido como neutronio”.

39- "Spin".

40- Cero absoluto en grados Kelvin = - 273,15° C

41- La gravedad de un astro, por ejemplo La Tierra, es inmensa, pero al encontrarse dentro de un sistema gravitacional, no es notoria porque los objetos reciben las influencias de todo el conjunto astral; de lo contrario sería aplastante, como lo sería también, su derivada, la presión atmosférica si se recibiera por encima únicamente.

42- La conciencia humana admite como realidad ineludible el comienzo y final de las cosas, es una conciencia atada al transcurrir del tiempo en el que cada instante es el comienzo del futuro y el final del pasado. Concepto que induce a la creencia del inicio y final de la materia y como mecanismo de cumplimiento la teoría de la antimateria que de existir sería una contradicción de la naturaleza porque no son posibles la autogeneración ni la autodestrucción. En el paso de un estado de la materia a otro está la confusión. Por otra parte, la materia y la energía no son conmutativas entre sí, son diferentes “dimensiones” correlacionadas integralmente.

43- Los astros oscuros que se han visto no son materia en concreción pura ni “hoyos negros” con las connotaciones de antimateria que se ha dicho, son astros que por la iluminación que reciben o su condición externa de textura y croma no producen ni reflejan la luz como los demás.

44- Los corpúsculos de tamaños similares, si son blandos toman la forma de dodecaedro regular o irregular cuando difieren de tamaño, de no serlo, los vacíos que dejan son llenados por otros de menor tamaño.

45- Colisiones, rebotes, órbitas, trayectorias, giros, etc.

46- Si la materia que capta llega con tal aceleración que el rebote le da suficiente velocidad de escape, se ve el efecto, de lo contrario no.

47- En este caso están las estrellas conocidas como "apagadas"

48- La mayoría de los elementos químicos, en su estado natural, y los compuestos que producen son sólidos en el medio ambiente de La Tierra y de muchos otros astros.

49- Una teoría considera el “plasma como el cuarto estado de la materia”.

50- Punto de ebullición del Wolframio o Tungsteno W: 5.660° C.

51- En La Tierra se denomina hidrosfera por ser formada por agua, pero en los demás astros puede tener otra composición.

52- Este comienzo de la vida aunque azaroso, no niega la creación de Dios, por el contrario, ratifica que la naturaleza creada por ÉL está capacitada para producirla.

53- La vida emanada en un Pozo de Germinación cualquiera puede fundamentarse en una química orgánica de diferente base, (C, Si, etc.), pero sólo se desarrolla la que encuentre un medio compatible, de las demás, unas se destruyen y otras quedan latentes en espera de circunstancias favorables

54- Son asteroides que continuan cumpliendo sus órbitas como planetas, satélites o cometas.

55- Efecto “Big Bang

56- Toda partícula de materia sale de la influencia astral en estado sólido debido a que en su recorrido, la baja temperatura del espacio le condensa los gases y congela los líquidos.

57- La hipotética órbita circular sólo sería posible transitoriamente al no haber un tercer cuerpo celeste que la altere, lo cual, modificaría su velocidad angular y en consecuencia se produciría acercamiento y pasaría a ser elíptica.

58- Los tiempos de estos procesos siderales son de millones de años.

59- Algunos teóricos plantean que “la materia del universo salió del estallido de un cuerpo que la contenía en su totalidad”.

60- Igual o mayor a la del diamante, C en actividad

61- Una teoría plantea que: “Las estrellas están en combustión, y cuando se les agote el combustible estallarán o consumirán dependiendo si son supernova o enana blanca

62- Se estima que "la temperatura superficial del Sol es de “6.000 ° C y la del núcleo de 15’000.000 a 20’000.000 ° C

63- La superficie del Sol es líquida y gaseosa y por lo cual variable en su velocidad angular. El período de la rotación de la superficie del Sol va de 25 días terrestres en el ecuador a 36 días en los polos, aproximadamente”.

64- El Sol está clasificado por diferentes autores como "una estrella modesta de tipo espectral G0, G2, G4 o G5, y de color amarillo. con magnitud absoluta de 4,8."

65- La diferencia de gravedad es aún más notoria en las altas cumbres de la corteza solidificada en la zona ecuatorial.

66- El caso más notorio es el de Saturno.

67- Ejemplo, la piedra pómez.

68- Es el caso de los “pulsares

69- Al analizar un cráter se puede dilucidar si se formó por efecto de erupción y enfriamiento rápido o por caída de un aerolito.

70- Se refiere a agua o diferentes líquidos.

71- La composición química de las diferentes capas de la atmósfera, de los líquidos y en general del sistema fluido de Júpiter, o cualquier otro astro, no necesariamente son iguales a la atmósfera e hidrosfera de La Tierra.

72- Fruto del yambo, compuesto por una carnosidad comestible, aproximadamente de 5 cm de diámetro, 5 mm de espesor y vacía en su interior, en donde se aloja independientemente su semilla: una pepa de 1,5 cm de diámetro aproximadamente.

73-

-ELEMENTO-

-Valencia-

-Estado de oxidación-

-Electro-negatividad-

-Densidad (g/ml)-

 

--CARBONO 

4

+4 2,5 2,26
 

--SILICIO

2, +4, -4 +4 1,8

2,33

74- Aún existen algunos depósitos superficiales de NaCl y otros están a poca profundidad.

75- Litio, (Li), Puntos de fusión 180,54° C y ebullición 1.347° C.

76- Los química orgánica del C incluye al Si, la del Si posiblemente al C. Por esta razón sus fósiles correspondientes incluyen vestigios del otro elemento. Los cuales pertenecen al mismo grupo, el 14.

77- La ubicación de los Pozos de Germinación puede coincidir con las fosas marinas, o estar encubiertos por capas tectónicas con sistemas cavernosos de comunicación con el exterior.

78- Cuando La Tierra está en su perihelio hay mayor actividad de arranque de Q en la superficie de su Núcleo.

79- En el seguimiento de los peses, cetáceos, crustáceos y en general toda la fauna marina que descienden hacia los Pozos de Germinación, se observa la cadena alimenticia en función de la profundidad que alcanza cada especie, muchas de las cuales aún no están habilitadas para salir a la superficie. Al indagar en el estómago de los especimenes susceptibles de ser capturados, en especial los que más profundicen, se puede dilucidar qué alimentos ha ingerido. Esta investigación debe ser cuidadosamente hecha porque en un Pozo de Germinación brota todo tipo de microorganismos, (virus, bacterias, etc.), que requieren el procesamiento digestivo de la cadena de animales para adaptarlos al medio y disminuir su peligrosidad para la biosfera existente.

80- El asteroide Vesta presenta una especie de lava en su superficie, lo cual indica que aún tiene Núcleo de materia en concreción y que la solidificación de su superficie está por concluir. Por esta razón se le podría catalogar como astro, y quizá sea el que ha perdido la materia que conforma el cinturón al cual pertenece, ubicado entre Marte y Júpiter.

81- Algunos de estos llamados asteroides tiene satélites, por lo tanto aún poseen gravedad propia, es decir, son astros.

82- Se cita a Júpiter para seguir el ejemplo, pero bien pudieran ser citados los llamados planetas mayores o gaseosos.

83- Algunos astrónomos han apreciado "tamaños superiores a Júpiter".

84- La diferencia cromática, cuando la haya, se debe a los elementos que compongan la materia captada.

85- La mayor intensidad lumínica oculta a la menor

86- Esta es la razón por la cual la cola o cabellera de los cometas siempre está opuesta al Sol.

GLOSARIO

Adherencia absoluta = Es la unión total de los Q inactivos. (Una de las tres condiciones del estado de concreción).

Adición de fuerzas gravitacionales = Es la conjunción del fuerzas inherentes de los Q en estado de concreción. (Una de las tres condiciones del estado de concreción).

Asteroide = Cuerpo celeste que gravita sin gravedad propia. “Cada uno de los pequeños planetas que circulan entre Marte y Júpiter”.

Astro = Cuerpo celeste que gravita con gravedad propia. “Cualquiera de los cuerpos que pueblan la bóveda celeste”

Cero absoluto de temperatura = Es la temperatura más baja posible, corresponde a 273,14 grados centígrados bajo cero, y constituye el inicio de la escala en grados Kelvin.

Corpúsculos = Unidades mínimas de materia, indestructibles e inmodificables.

Desplazamiento inercial conjunto = Es el movimiento lineal que efectúa el cuerpo en concreción y que se deriva de los impulsos que le causa la materia captada. (Una de las tres facultades del estado de concreción).

Estado de concreción = Cuarto estado de la materia, en el cual se inmovilizan, adhieren y adicionan sus fuerzas los corpúsculos.

Éter = “Fluido imponderable y elástico, que, según algunas teorías físicas, llena todo el espacio, penetra todos los cuerpos, y por su movimiento vibratorio produce los fenómenos luminosos, caloríficos y eléctricos”.

Fase Biótica = Es la séptima y última fase de la desconcreción de la materia y tercera y última del Periodo de Equilibrio, en la cual se genera la vida en lugares especiales en donde contacta el Núcleo del astro con la licuosfera preestablecida.

Fase de Arranque de los Q = Es la primera fase de la desconcreción de la materia y del Periodo de Activación, en la cual se desprenden los corpúsculos superficiales del Núcleo de un astro por acción de la gravedad de otro.

Fase de Formación de Compuestos Químicos = Es la tercera fase de la desconcreción de la materia y del Periodo de Activación en la cual los elementos químicos formados en la fase de Formación de Elementos Químicos reaccionan entre si formando el plasma.

Fase de Formación de Elementos Químicos = Es la segunda fase de la desconcreción de la materia y del Periodo de Activación, en la cual los corpúsculos liberados del Núcleo de un astro se asocian de acuerdo con sus compatibilidades.

Fase de Gasificación = Es la cuarta fase de la desconcreción de la materia y última del Periodo de Activación, en la cual la alta temperatura de la fase de Formación de Compuestos evapora todos los elementos químicos y sus compuestos.

Fase de Solidificación = Es la quinta fase de la desconcreción de la materia y primera del Periodo de Equilibrio, en la cual se forma y solidifica la superficie del magma.

Fase Fluida = Es la sexta fase de la desconcreción de la materia y segunda del Periodo de Equilibrio, en la cual se condensan los líquidos y caen sobre la superficie solidificada.

Grados Kelvin = “En la escala kelvin no puede haber temperaturas negativas, y su valor se obtiene sumando 273,14 a la temperatura en grados centígrados”

Gravedad = “Fuerza que atrae a todos los cuerpos hacia el centro de los astros” (Es la principal facultad de las tres que posee el Estado de Concreción).

Inmovilidad relativa interna = Es la quietud de los Q en el cuerpo en concreción. (Una de las tres condiciones del estado de concreción).

Hidrosfera preestablecida = Es el conjunto o sistema de materia en estado líquido de un astro que haya cumplido los procesos de los dos primeros periodos de activación de la materia, el de Activación y el de Solidificación. Es de anotar que en la Tierra se denomina hidrosfera por ser de agua, pero eso no excluye otros líquidos en este planeta ni en ningún otro astro.

Líquido preexistente = Es la materia en estado líquido que haya cumplido los procesos de los dos primeros periodos de activación de la materia, el de Activación y el de Solidificación. (En la Tierra, preponderantemente agua).

Materia activa = Materia en estados sólido, líquido o gaseoso.

Materia en reposo = Materia en Estado de Concreción.

Momento angular = “Energía cinética de rotación”.

Nada = “El no ser, o la carencia de seres”.

Ø = La Nada, como elemento de la naturaleza.

Partículas elementales = Neutrones, protones, electrones etc.

Periodo de Activación = Es el primer periodo de la desconcreción de la materia. Consta de las Fases: Arranque de los Q, Formación de elementos químicos, Formación de compuestos y Gasificación.

Periodo de Concreción = Es el cuarto y último periodo, en el cual se cierra el ciclo interactivo entre la concreción y desconcreción de la materia,

Periodo de Equilibrio = Es el segundo periodo de la desconcreción de la materia. Consta de las fases de Solidificación, Fluida y Biótica.

Periodo de Meteorización = Es el tercer periodo de la desconcreción de la materia, en el cual se desintegra el astro debido a que su Núcleo desaparece porque su materia se activa en su totalidad y en consecuencia el cuerpo queda sin gravedad

Pozo de Germinación = Lugar en el cual el Núcleo de los astros, en estado de concreción, hace contacto directo con la hidrosfera preestablecida, (Agua en el caso de la Tierra).

Q = Corpúsculo, unidad mínima de materia.

Qm = Corpúsculo formador de materia: de elementos químicos.

Qo = Corpúsculo independiente, no formador de materia.

Reactivación de la materia = Paso de la materia en estado de concreción a los estados activos: líquido, sólido y gaseoso.

Rotación inercial conjunta = Es el movimiento angular que efectúa el cuerpo en concreción y que se deriva de los impulsos que le causa la materia captada. (Una de las tres facultades del estado de concreción.).

Velocidad de escape = “Velocidad necesaria para escapar al campo de acción de la fuerza gravitatoria

LA NADA - Elemento Indispensable en la Cosmología Teórica - Registro de propiedad intelectual del Ministerio del Interior, COLOMBIA -Publicada el 29/09/2006 - Autor: HUGO SALAMANCA PARRA -  hugosalamancaparra@gmail.com

 

Arriba